Cinco consejos para mejorar tu fotografía en Disney

Quizás una de las pocas ventajas de las nuevas restricciones vigentes en Walt Disney World será la aplicación de una capacidad reducida en los parques temáticos. Con suerte, esto significará que las filas serán más cortas, habrán menores multitudes y menos caos en general. 

Cuando ves fotos de viajes pasados a Disney World, ¿alguna vez te has preguntado por qué la magia que sentiste no se ve representada en las fotos que traes a casa? ¿Por qué los colores se ven más oscuros y el momento que queda parece perder el brillo que sentiste cuando estuviste allí?

En un momento en el que es posible que no valga la pena invertir en el Memory Maker o PhotoPass de Disney, veamos cinco formas en que puedes mejorar tus propias fotografías en los parques Disney.


Apaga tu flash

Ya quedaron atrás los días en los que usábamos cámaras de rollo y enfoque manual, cuando el uso del flash para dar un poco de luz a nuestras fotos marcaba la diferencia. En estos días, tu cámara o teléfono tomará fotos de mucha mayor calidad y sus funciones de flash rara vez son buenas.

Si usas tu teléfono, intenta ajustar la configuración para aclarar el marco antes de tomar la foto. Asegúrate de usar la función de enfoque (generalmente tocando en la pantalla) para centrarse en el sujeto o el objeto que está tratando de fotografiar. Si no puedes hacerlo bien, intenta ajustar la toma en la postproducción. Hay muchas aplicaciones geniales para ayudarte a rescatar tu imagen.

Si decides usar flash, hazlo solo cuando el sujeto esté directamente frente a ti.


Inclinate un poco

Cuando intentas obtener esa foto perfecta del castillo con la familia en primer plano y la arquitectura en el fondo, puede ser difícil evitar que las otras 1,000 personas alrededor tuyo intenten hacer lo mismo con su foto. Intenta inclinarte un poco y tomar la foto directamente frente a tus sujetos a la altura de los ojos.

Si eso no es suficiente para reducir la visibilidad de la multitud, intenta inclinarte aún más y subir el ángulo ligeramente desde abajo. Al cambiar el ángulo desde el que estás disparando, puedes crear una línea de visión ascendente desde los rostros de tu familia hacia el castillo, lo que limita la visibilidad de las multitudes detrás de ellos.


Ten cuidado con las luces y las sombras

El sol puede ser tu mejor amigo para conseguir esa foto perfecta o tu peor enemigo. Obviamente, deberás evitar una serie de fotos con los ojos entrecerrados, así que asegúrate de tener a tus sujetos en un ángulo apropiado en relación con el sol o cualquier fuente de luz. Un poco de sombra clara tanto para tu lente como para los sujetos creará expresiones mucho más relajadas.

Al tomar fotos de edificios, atracciones o cualquier otra cosa que no sean retratos, intenta que el sol quede detrás de parte de la estructura. Si lo alineas a la perfección, es posible que puedas obtener esa foto mágica con retroiluminación que siempre has deseado. Para obtener esa sensación brillante, asegúrate de enfocarte en el edificio en primer plano para que no termines con una mancha oscura con un halo.

Siempre que sea posible, aprovecha lo que llaman la hora dorada. Este período se presenta justo después del amanecer o antes del atardecer. Durante la hora dorada, la luz es mucho más suave que otras veces durante el día y tiene un hermoso tono que puede ayudarte a capturar esos momentos mágicos.


Captura los detalles

Cuando llegues a casa y comiences a crear el álbum de fotos que le mostrarás a familiares y amigos, podrías comenzar a darte cuenta de que muchas de tus fotos se sienten similares y con la misma expresión en cada toma.

Combínalo con fotos espontáneas y muchas fotos que muestren los detalles que hacen de Disney un lugar tan hermoso para visitar. Puede ser una sola flor o uno de los patos de Disney; tal vez los carteles de la fila de alguna atracción o un menú que desea recordar. Todo está en los detalles.


No abuses del uso de filtros y efectos

Una vez que entras en el meollo de la edición de fotos, puede ser tentador ir demasiado lejos y terminar destruyendo tu foto. Ten cuidado de no retocarla demasiado; siempre acerca la imagen para verificar si se pixela mucho antes de imprimirla.

Resiste el impulso de aumentar excesivamente la saturación de los colores. Aunque los colores brillantes parecen atractivos, rara vez se ve bien y prácticamente nunca refleja la sensación que tenías cuando estabas allí. Editar una o dos fotos de esta manera puede funcionar, pero jugar con la saturación en todas tus fotos las hará ver artificiales.


Publicado en idioma original por Zoë Wood
En http://www.wdwinfo.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: