La historia de la Mansión Embrujada

La historia de la Mansión Embrujada comienza con un viaje de Walt Disney al Reino Unido. Amante de las buenas historias, Walt decidió visitar castillos antiguos y casas de campo señoriales en busca de fantasmas. Pero, “no cualquier fantasma, sino aquellos que continuarán con pasión sus propósitos, en un nuevo ambiente, construido especialmente para ellos, en Disneyland”, según manifestó Martin A. Sklar, uno de los mejores “imagineers” que tenía Walt, y una de las mentes detrás de la creación de esta atracción.

– Walt visitando una casa embrujada –

Sklar compartió además que las narraciones de los viajes de Walt eran una fuente de inspiración para él en su proceso creativo, y así lo fue para el diseño de esta atracción. “La Mansión Embrujada, en muchos aspectos, es un tributo al entusiasmo de Walt“, afirmó Sklar. Él no le tenía miedo a los fantasmas y sabía que eran una emoción básica de los seres humanos. Hoy esta atracción es un clásico alrededor de todo el mundo. Todos quieren subirse a los ‘Doom Buggy’ para experimentar estas terroríficas historias.

En esta particular casa hay 999 fantasmas felices y el anfitrión que nos recibe nos recuerda que “hay lugar para 1000″. Es la atracción que más leyendas urbanas posee. Algunas teorías, por ejemplo, rondan alrededor del número de fantasmas, algunos dicen que es el 666 al revés, yo prefiero pensar que está vinculado o inspirado en el número de emergencias 999 de Londres, creado en 1937, por el incendio de una casa, y el triste final de sus ocupantes. ¿Se les ocurre alguna otra teoría en torno a este número?

“Bienvenidos, tontos mortales”

Ahora veamos cómo se fue desarrollando la historia. Cuando se le asignó la tarea de diseñar el parque de atracciones Disneyland a Marvin Davis, se les ocurrió que el área de Main Street, U.S.A., tuviera una zona residencial al este de esta calle. Este torcido camino sin salida tendría una mansión embrujada al estilo medio oeste de los Estados Unidos. Harper Goff fue quién bocetó está idea, representando la calle con una iglesia, un cementerio y una casa embrujada estilo victoriana. En 1955 cuando se abrieron las puertas de Disneyland, la Mansión Embrujada no estaba dentro del parque.

Tuvimos que esperar hasta 1957 para que Walt la volviera a considerar. Esta vez le asignaría la tarea al imagineer Ken Anderson. Había un área del parque (Magnolia Park) que servía de transición entre el restaurante “Swift Chicken Plantation” y “Jungle Cruise”. Walt quiso transformar este área en Nueva Orleans como parte de Frontierland. En 1958, tomó independencia y se pasó a llamar “New Orleans Square”, y aquí es donde se edificó “La Mansión Embrujada”. La arquitectura de la casa estuvo inspirada, en un principio, en el Viejo Sur de los Estados Unidos, pero su diseño tenía gran influencia de la casa “Shipley-Lydecker House“, en Baltimore, Maryland. También de Stanton Hall en Natchez, Mississippi, y en la actual librería y museo de la Universidad Johns Hopkins: “Evergreen House”, en Baltimore.

Diseño de Sam McKim , basado en el boceto de Ken Anderson.

Pero a Walt está idea de casa tétrica por fuera no le gustaba. Y cuando le presentaron el diseño, su repuesta fue: “We’ll take care of the outside and let the ghosts take care of the inside” (Nosotros nos preocuparemos por el exterior, y que los fantasmas se ocupen del interior”. Remarcando con esto que no quería una obviedad, que desentonara con el resto del parque. Su deseo era que fuera una Mansión sutil por fuera, y que por dentro estuviera todo lo místico, todo lo elocuente. Por lo que modificaron la visión de la casa, y comenzaron a construir lo “embrujado” por dentro.

Para buscar inspiración (ahora por dentro), Ken viajó al Norte de California, a un tour que se realizaba en la casa “Winchester”, en San Jose. Esta mansión muy popular, donde vivía la viuda del creador de los rifles Winchester (el rifle que ganó el Oeste), tenía una gran historia que contar. Un psíquico la convenció de que para alcanzar la mortalidad debía permanentemente continuar construyendo la casa y que así se protegería de los espíritus de las personas que habían muerto por las armas de su marido. Por lo tanto la casa comenzó a tener escaleras que no llevaban a ningún lado, habitaciones por doquier de todo tamaño, halls como laberintos, todo para confundir a los fantasmas para que no la agarrarán. Sarah nunca vivió en una casa silenciosa, siempre ruidos de martillos día y noche la acompañaron durante 38 años después de la muerte de su difunto esposo. Cuando Ken regresó, contó lo que había visto por dentro y esto les interesó muchísimo para construir lo que hoy conocemos como la Mansión Embrujada. Les faltaba ahora una buena historia que contar dentro de la casa.

– Foto tomada de la página oficial de la Casa Winchester – Para más información pueden visitar:
https://www.winchestermysteryhouse.com

En relación a la historia que se iba a contar, el mismo Ken no se ponía de acuerdo. La primer idea creativa que se le ocurrió fue la de un viejo capitán de mar que había desaparecido de manera misteriosa. La historia iba a comenzar con un “Bienvenidos a la mansión del viejo Gore. Soy Beauregard, el mayordomo. Por supuesto, que no es lo que era alrededor de 1810, cuando el capitán Gideon Gorelieu trajo a vivir a su joven novia”. En otros borradores, el personaje era conocido como Capitán Gideon Gorelieu, que se lo llamaba con el nombre de Gore (sangre) por su reputación de sanguinario. En esta ocasión, el mayordomo mostraba un retrato del capitán y en ese momento unas manos peludas aparecían por atrás del mayordomo para querer agarrarlo.

Continuando con esa historia, los visitantes iban por otro salón a ver a la fétida novia del capitán cuyo nombre era Priscilla. Se trasladaban por unas plataformas móviles, donde con un juego de luces y zonas oscuras se generaba la ilusión y los efectos especiales. El tour mostraba que Priscila encontraba un cofre de su antiguo marido, y al abrirlo ella descubría que él era el famoso: Pirata Barba Negra. Ella gritaba y la habitación se oscurecía completamente. Mientras el mayordomo indicaba: “Nadie supo lo que pasó con Priscilla. Nunca se volvió a ver… viva, eso es. Y después de esa noche espantosa, el capitán no tuvo paz”.

– Foto de la película de Disney: “El fantasma de Barbanegra” de 1968 –

Otra de las versiones de la Mansión Embrujada, escritas por Ken Anderson era que los invitados iban a ser bienvenidos a la “Mansión Sanguinaria”, una mansión de 100 años de antigüedad del sur de los Estados Unidos. La “casa” la habían enteramente trasladado a Disneyland para ubicarla en New Orleans Square (esto es parte del cuento). Esta tenía una historia trágica y sangrienta de unos propietarios desafortunados, que tuvieron muertes violentas y repentinas, resultando en que sus espíritus se quedarán vagando allí para completar la tarea. Los empleados del parque habían comenzado la restauración de la casa, pero… curiosamente, el trabajo hecho de día se destruía de noche. Un día, un accidente ocurrió, un trabajador quedó encerrado dentro. La construcción se detuvo, y desde ese día se puede escuchar al trabajador martillando las paredes.

Otra de las historias que se le ocurrió fue con el mismo Walt Disney como protagonista, dando la bienvenida a los invitados con una grabación. En esta historia había un fantasma solitario y juguetón que escoltaba a los invitados a través de la casa para descubrir a los residentes de la mansión reunidos en celebración de una boda. Mientras los invitados miraban un pasillo tenuemente iluminado, veían a la novia “perdiendo la cabeza” a medida que se iba acercando su gran día. La historia era mucho más tranquila que las dos anteriores, pero definitivamente todavía estaba muy lejos de lo que Walt tenía en mente.

Una nueva propuesta le llegaba a Walt. Y esta vez la inspiración yacía en dos de sus películas, “The adventures of Ichabod and Mr. Toad” y de “The Legend of Sleepy Hollow“. La historia se plasmaba así: “las nubes oscurecerán la luna y se escucharán destellos distantes de luz y truenos. Mientras el cielo está oscureciendo, el fantasma del jinete sin cabeza aparecerá, y galopará hacia la casa embrujada. Las pisadas de su caballo se escucharán cada vez más cerca. Aparece la señal de un aullido de un lobo, y empiezan a salir un montón de espíritus de las tumbas”. Muchas de las ideas plasmadas en esta historia se pueden observar, actualmente, en el cementerio de la Mansión Embrujada, cuando está finalizando la atracción. También había propuesto que mientras el Jinete sin cabeza se aproximaba a la Mansión era la señal del comienzo de la fiesta de casamiento entre “Monsieur Bogyman” y “Mlle. Vampire”, y que el observatorio iba a estar lleno de invitados como Dracula, Frankenstein, y el fantasma del Gran Cesar.

Ya con una historia en mente para contar dentro de “La Mansión Embrujada”, solo quedaba la participación de los Imagineering para hacerla realidad. Ken llamó a sus amigos pero Walt introdujo a dos más al grupo, ellos eran Rolly Crump y Yale Gracey. Walt sabía que Rolly tenia como hobby la magia, y se le otorgó la posibilidad de recrear un mundo de ilusiones, tildándose de “Illusioneering”.

Para ir haciendo el sueño de la Mansión Embrujada realidad, Walt asignó esta tarea a los tres mosqueteros: Marc Davis, Claude Coats y X. Atencio. En Julio de 1964, desarrollaron una nueva idea, que iban a cambiar el solitario fantasma por un fantasma anfitrión que narraría la historia de la atracción. También habría un mayordomo que llevaría a los invitados a través de distintas escenas como “La habitación que se estira”, “la galería de retratos”, “una habitación llena de muebles de gran tamaño, pinturas y esculturas de los fantasmas más temibles que saltan para mezclarse con los visitantes”. También habría una habitación donde se hicieran sesiones con la famosa Medium Madam Z, una habitación que se llamaría “Ghost Club” (con un subtitulo que dijese “Lugar de reencuentro de fantasmas jubilados”). Incluso, una habitación que tuviese vista al Jardín donde el diablo tomara lugar y asesinara a la novia y al futuro novio. Allí los visitantes se darían cuenta que el peor de todos los fantasmas era el anfitrión. Al final este les indicaría que él fue quién asesinó a la pareja.

Finalmente, la historia de la atracción quedó resumida en 3 actos. En el acto 1 comenzaría lentamente, mientras los visitantes anticipaban la aparición de los fantasmas felices y experimentarían actividad paranormal y espíritus que no podrían verse.

Madame Leota provee la cortina que separa el acto 1 del acto 2. La Medium conjura a los espíritus y los invita a materializarse. Lo que terminan haciendo en la escena del Gran Salón de Baile, y en el ático. El descenso desde la ventana del ático hacia el cementerio lleva a los visitantes al acto 3, donde se ven completamente rodeados por fantasmas que están disfrutando de la fiesta. Finalmente, uno de los tres fantasmas que hacen dedo se materializa junto a los visitantes en su Doom Buggy antes de salir.

Esperamos que les haya gustado esta reseña de la historia de la atracción. La información de este artículo fue tomada del libro “The Haunted Mansion, Imagineering a Disney Classic” (Disney Editions, Los Angeles • Nueva York), escrito por Jason Surrell.

También les dejamos un vídeo reciente de nuestro canal para que conozcan más historias y opiniones de las atracciones más escalofriantes de Orlando.


Recuerden que si tienen intenciones de visitar los parques en Orlando, les recomendamos consulten sin compromiso, a nuestro Sponsor Oficial “Dreams Unlimited Travel“, que son expertos en la planificación de vacaciones a Disney World. Ellos podrán asesorarlos ya que cuentan con agentes de habla hispana.

También los invito a que se suscriban a nuestro canal de YouTube y nos sigan por nuestras redes sociales, nos encuentran en Instagram como Si.Disney y en Facebook, en nuestro grupo exclusivo, como SiDisney.

¡Hasta un próximo artículo! 🧝‍♀️🧛‍♀️🧟‍♀️

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: