Enchantment y la injusticia de Youtube

Cada día Disney nos sorprende más con sus atracciones y sus shows, poniendo la barra cada vez más alto, o al menos así queremos creerlo. Y el nuevo espectáculo de fuegos artificiales de Magic Kingdom, Enchantment (Encantamiento, en español), no ha quedado exento de este sentimiento.

Hasta el 31 de setiembre de 2021 Disney nos había cautivado con el show nocturno Happily Ever After (Felices para siempre, en español). Cantamos y bailamos su canción, vimos con gran emoción sus proyecciones en el castillo y los muy fans compramos mercancía alusiva al show. Creíamos que Happily Ever After era insuperable.

Pero al fin llego el día del estreno de Enchantment el primero de octubre de 2021 y así inició la gran celebración del 50 aniversario de Walt Disney World. Todas las miradas y los corazones ansiosos veían fijamente el Castillo de Cenicienta. Los más entusiastas habían incluso acampado horas antes frente al castillo. Sin embargo, había otro invitado (o miles diría yo) esa noche, sus ojos miraban fijamente el castillo; ojos sin vida, redondos y oscuros. ¿Saben de qué estoy hablando? ¡Exacto! Las miles de cámaras de videos, algunas profesionales, otras modestas. Que HD, que 4k y hasta 8K. Estas, sin duda, crearían una gran controversia a lo largo de los siguientes días.

Pues bien, allá en la Florida, inició en aquella noche el nuevo show Enchantment, acompañado de la hermosa canción “You are the magic” que nos inspira y nos da a entender que la magia está dentro de nosotros, exhortándonos a buscar la felicidad y que “tenemos en nosotros todo lo que se necesita para hacer nuestros sueños realidad”

Pero no solo los ojos de las miles de personas que estaban en Magic Kingdom fueron testigos del show. Afuera, tan lejos como quisiéramos imaginar, cientos de miles de personas veían las múltiples transmisiones “EN VIVO” por Youtube, muchas de estas con lag (retraso de la señal), cortadas y de muy mala calidad; otras enfocadas en aquello que el portador de la cámara deseaba mostrar. Fue en este momento en que muchos, posiblemente predispuestos y enojados por la salida de Happily Ever After, empezaron a llenar las redes sociales de comentarios negativos, haciendo esas comparaciones groseras entre uno y el otro show. Dispararon sin misericordia comentarios de todo tipo, la mayoría basados en una experiencia tan limitada que nos ofrece un “EN VIVO” de cualquier red social. Y no deseo demeritar el trabajo de los creadores de contenido, sino hacer conciencia sobre las limitaciones de una grabación y su fidelidad comparada con la experiencia personal de estar ahí en el lugar de los hechos.


VICTIMA DE MIS PROPIOS PREJUICIOS

Es hora de contarles mi experiencia personal. Días antes del estreno del show estuve en Magic Kingdom y tuve el agrado de ver por última vez Happily Ever After. Esta vez fue muy especial ya que lo vi con mi esposa, que en ese momento tenía 12 semanas de embarazo. Esto creó un lazo especial entre nosotros y el show; y en especial nos generó el deseo de algún día poder estar ahí con mi hija.

La primera vez que vi Enchantment fue el día de su estreno en vivo por Youtuve (directamente de Disney). La verdad tuve sentimientos encontrados. Me pareció en ese momento que carecía de emoción; sentí que el castillo, a diferencia del show anterior, era solamente una gran pantalla donde se proyectaban imágenes de Disney. Pero lo que me pareció más decepcionante fue, a diferencia de Happily Ever After, que este nuevo show no me llevaba de la mano al contarme la historia que estaba viendo. Recuerdo también que, a pesar de que era una trasmisión realizada por el propio Disney, la calidad fue muy mala.

Finalizado el show visité la página de Facebook de Disney y también vi los comentarios del chat de Youtube, donde leí opiniones de todo tipo, aunque creo que la mayoría eran negativas. Unos pidiendo el regreso del show anterior, otros comentarios sobre la excesiva aparición de Moana durante, la ausencia o escasez de personajes clásicos y muchos comentarios reclamaban el que Walt Disney no tuviese presencia, ya que aquellas personas pensaban que ese era el momento perfecto para hacerle homenaje en el 50 aniversarios de Magic Kingdom. Algunos comentarios llegaron al extremo de afirmar que “no les daba felicidad” (no entendieron el significado de la canción “You are the magic”…).

Con las semanas pude ver mejores versiones del show, con filmaciones con tomas múltiples de alta calidad, lo que mejoró la experiencia y dejaba ver mejor los detalles de las proyecciones, pudiendo estas llegara a un punto aceptable y así nos permitió tener una opinión más objetiva.

Pasaron varios meses hasta que, por una casualidad laboral en la Florida, tuve la oportunidad de volver al Magic Kingdon. Esta vez quería tener la mejor experiencia posible, así que tomé lugar una hora antes del inicio del espectáculo, justo en frente de la Partnerts Statue (en la que se ve a Mickey Mouse de la mano de Walt). El show empezó, me ilusionó, terminó y me dio una gran lección: definitivamente era mucho mejor de lo que había visto en la bidimensionalidad de mi televisor. La música fue espectacular, las proyecciones hermosas y los fuegos artificiales magníficos y perfectamente coordinados. Todos aquellos sentimientos encontrados desaparecieron y el espectáculo ahora ocupa un lugar en mi mente y mi corazón, al lado de otros hermosos shows de Disney.

La verdad es que ningún video, por mejor que se intente hacer (y los hay excelentes), le hace justicia a un espectáculo que es tan bien logrado; desde las proyecciones, la banda sonora y los fuegos artificiales que son espectaculares. Sumado a esto ahora tenemos proyecciones en Main Street USA que hacen la experiencia más inmersiva.

Cada espectáculo, entrante y saliente, aporta una historia nueva. No creo que sea justo para ninguno entrar en comparaciones. Tampoco es posible hacerlas entre un video de Youtube y la experiencia de vivir este u otro show en vivo.

De corazón les puedo decir que ver Enchantment en vivo es una experiencia espectacular, llena de toda esa magia Disney que tanto disfrutamos. Vayan a Magic Kingdom, tomen un buen lugar, disfruten el show con sus propios ojos y por favor: ¡apaguen su celular!

AUTOR:

Andrés Quesada Zumbado
quesadaandres@hotmail.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: